Denki Groove: dancewerk

Después de Homework (1997), Moon Safari (1998) y You’ve Come A Long Way Baby (1998), el techno-pop se pasó de moda y se esfumó de las listas de ventas. Pizzicato Five se divorciaron en 2001, coincidiendo con la crisis del sampleado. Otros muchos grupos de baile lo dejaron por esa época, entre ellos Denki Groove, admiradores de Kraftwerk y a la sazón padres del rave en Japón. Durante ocho años, estuvieron en paradero desconocido.



La década pasada comenzó con ejemplos gloriosos de guitarreo –White Stripes, Strokes, Libertines. La cosa pronto se convertiría en un desfile de copias de cartón piedra, bellos pero subnormales, al estilo Razorlight. Entonces llegaron Mac y toda su familia, y la escena indie recuperó los beats: los ritmos festivos, imperfectos y tribales de MIA y MGMT. (Con el éxito en USA, ambos se han vuelto obvios y aburridos, pero durante uno o dos años refrescaron mucho la atmósfera.)

Denki Groove estaban en hibernación, a la espera de que la Ley del Eterno Retorno les diera otra oportunidad. En 2008 regresaron, pues, al estudio de grabación. Ese año publicaron “Mononoke Dance“, el tema principal de la popular serie Hakaba Kitarou. En 2009 celebraron su 20 aniversario con un nuevo disco, 20, y nos alegraron el día con el estupendo vídeo-clip de “Shonen Young”, que presentamos hoy. Su espíritu sigue vivo en Europa, especialmente en Alemania. Sip, cual David Hasselhoff, allí son enormes.

[image source]

  • Nombre: Denki Groove.
  • Estilo: Techno, pop, rave.
  • Son: Takkyū Ishino, Pierre Taki (un antiguo miembro del grupo es Yoshinori Sunahara, responsable del tema que acompaña al mejor vídeo de 2010, según el criterio de este que escribe).
  • Se formaron en Tokio en 1989.
  • Discografïa: 662 BPM by DG (1990), Flash Papa (1991), U.F.O. (1991), Karateka (1992), Flash Papa Menthol (remix de Flash Papa, 1993), Vitamin (1993), Drill King Anthology (1994), DRAGON (1994), ORANGE (1996),  A (1997), recycled A (remix de A, 1998), VOXXX (2000), Ilbon 2000 (2000), The Last Supper (remixes y rarezas, 2001), SINGLES and STRIKES (grandes éxitos, 2004), J-POP (2008), YELLOW (2008), 20 (2009). Discográfica: Ki/oon Records, Sony.
  • Enlaces: Web, Sony Music.

Fronteras fluidas: Deerhoof

Corrección política aparte, el rock multicultural tiene un algo diferente. Alguien que llega y con su mera presencia le da personalidad. Deerhoof. Si aún no los conoces, su historia es Wikipedia-ble (?): San Francisco, 1992, Greg Saunier sale del conservatorio y monta un grupo de siete u ocho personas. Al poco tiempo, dicho grupo se desparrama y sólo quedan dos. Para maquillar la falta de instrumentos, deciden complicar la música, introduciendo múltiples cambios de ritmo. Además, suben el volumen hasta que el ruido hace que suenen como una orquesta desafinada. A mediados de los 90 Deerhoof es un nombre de culto (un precedente de los White Stripes) pero les falta algo. No sólo un disco.

Es entonces cuando conocen a Satomi Matsuzaki, una japonesa recién llegada de Tokio para estudiar en la escuela de cine de Los Ángeles. Satomi es todo lo que no son ellos: no sabe cantar ni tocar instrumentos, y por no saber no sabe ni inglés. Pero compone canciones y compensa el virtuosismo de los otros con un toque infantil y naïve. La amenaza de ser etiquetados como “intelectuales” (en el rock ‘n’ roll las letras están muy mal vistas) desaparece de inmediato y Deerhoof se convierte en un grupo divertido, con fama de friki. De dos pasan a tres, de tres a dos, luego a tres, y de tres a cuatro: Saunier, Matsuzaki, John Dieterich y Ed Rodriguez.  En directo son la bomba.

Lo menos divertido que han hecho es la gira con Xiu Xiu, la pasada primavera, en la que tocaron el Unknown Pleasures de Joy Division… entero… Y aún así el ambiente era festivo. Es decir, por lo que he leído, entre tanto jersey de cuello vuelto hubo quien bailó y todo. Lo dicho: la bomba.

————

Visita su MySpace

———–

Detroit7: サミダルキミ

Se diría que cada vez que Tomomi Nabana toca una guitarra, se le ocurre un riff de museo del rock ‘n’ roll. Este es el último vídeo, “Samidarukimi”, dirigido por Hideki Numata. Sirve de presentación del nuevo disco, Nude, a la venta el 6 de octubre.

Os hemos hablado bastante de Detroit7, un trío que lleva casi una década sobre los escenarios. El único cambio de formación vino de parte de Miyoko Yamaguchi, a la batería desde 2007 más o menos y -permítaseme la indiscreción- mucho más explosiva que el anterior. Nobuaki Kotajima acompaña a las dos chicas al bajo.

Detroit7 han hecho giras por Europa y los Estados Unidos, han grabado con el productor de los White Stripes y han teloneado a Black Rebel Motorcycle Club y Manic Street Preachers entre otros. Están siempre a mitad de camino del éxito internacional y seguramente se merezcan más, aunque es una de las bandas de rock nipón más conocidas fuera de su país. Estuvieron por estos lares hace un año, tocando para una audiencia muy pequeña y, la verdad, bastante muerma. Si vienen otra vez, tendremos que animarnos un poco, porque es un privilegio ver a una de las mejores bandas de rock del momento en un local del tamaño de tu cuarto de estar. O si eres mileurista, del tamaño del cuarto de estar de la casa de tus padres. Detroit7 nunca defraudan.

Puedes comprar su disco Nude ya en Amazon.co.jp