Maïa Barouh y la música del mundo

Como ya dije hace tanto que sólo yo recuerdo, hay músicas del mundo y hay músicas del mundo. Las hay que en su afán de mezcla parecen el cubo de la basura y las hay que tienen arte. Cuando oigo la frase, “el encuentro entre Oriente y Occidente”, pienso primero en El Corte Inglés y luego si acaso en una vajilla presumiblemente asiática en la sección de complementos, a la que la gente de criterio y gusto sólo llega de camino a la cafetería o, mejor aún, al bar.  Por fortuna, no siempre se trata de un slogan vacío de contenido. Hay ocasiones en que la mezcla de tradiciones produce resultados atrevidos y honestos. Hoy empiezo con la unión entre la franco-japonesa de aire zíngaro Maïa Barouh y el dúo pop-rock tokiota Buffalo Daughter, que este verano han colaborado en directo para el deleite de unos cuantos privilegiados. Te recomiendo que veas el vídeo hasta el final porque la canción no hace más que llenarse de sustancia a medida que crece… o avanza… o se expande…

Source: MySpace. Click!

De Buffalo Daughter ya os hablaremos largo y tendido, porque lo merecen. Hoy nos fijamos en  Maïa Barouh, guapérrima artista de padre francés y madre japonesa, ambos artistas, y criada a caballo entre los dos países. O más bien, como dice de forma mucho más poética y precisa su biografía, “sobre el lomo de un perro”. Su padre es el músico y actor Pierre Barouh así que la infancia de Maïa transcurrió entre bambalinas, o de backstage en backstage. Ya desde los dieciséis años pertenecía a una big band en Vancouver (Canadá) en la que tocaba la flauta. A los dieciocho comenzó su carrera profesional, tocando esta vez el saxofón en un grupo de Chin Don, el estilo de música callejera itinerante más típico de Japón. De ahí -junto con el equivalente europeo romaní- provienen la teatralidad y las plumas y los colores vivos. Su carrera comenzó entonces, entre Canadá, Francia y Japón, donde sacó varios CDs. En 2007 empezó a cantar en solitario, con el acompañamiento de dos músicos que le añadieron todavía más ingredientes multiculturales a la mezcla: el bajista Abdul Satoshi y Leo Komazawa, amante de la percusión africana. Por su actitud en la tarima, Maïa es rotunda y ruidosa como lo somos los europeos, y carece de la proberbial timidez nipona al dirigirse a los espectadores. Pero casi siempre canta en japonés, lo cual la hace todavía más atractiva.

  • Nombre: Maïa Barouh.
  • Estilo: Chin Don, “world music”.
  • Te gustarán si te gusta: Manu Chao, por supuesto, y todo lo que existe en esa línea, aunque mucho más melódico.
  • Discografía: Como parte de Meido in France, Kabocha Shokai (2003); Como parte del dúo Kazumi et Maia, L’amitié (2005); en el recopilatorio Kussamakura くさまくら (2007); Como Maïa, Maïa (2007),  Maïa 2 (2008), 地球をとってよ!(2009).
  • Cómprala en Amazon.co.jp, aunque no todos los discos son fáciles de encontrar.
  • Links: MySpace, Website

———————————————-

Anteriormente he rajado acerca de la “world music” aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s