Cornelius + Beck = Scott Pilgrim vs the World

Os presentamos una  nueva colaboración artística, esta vez entre dos músicos: el eterno adolescente Beck Hansen y el hombre orquesta Keigo Oyamada, aka Cornelius. Precursor del Shibuya Kei o “estilo Shibuya” que arrasó en los años 90 (sonido Pizzicato Five, para que nos entendamos) Cornelius viene de un lugar musical parecido al extraño país del que proviene Beck: entre el folk urbano medio experimental y los ritmos electrónicos medio bailables. Muy surrealista y melancólico y enloquecido a un mismo tiempo. Quien escribe no es coleccionista de nada, pero guarda en otra casa y con orgullo maternal cada album y cada single de Beck. Y no son pocos. De Cornelius también lo tengo casi todo, y es que es muy raro que los productos híbridos, tan de moda hoy en día, no sean un pastiche oportunista.

  • Nombre: Cornelius (Keigo Oyamada)
  • Estilo: folk, electrónica, experimental.
  • Te gustarán si te gusta: Beck, Ween y otros bichos raros.
  • Comenzó a finales de los 80 como parte del dúo Flipper’s Guitar, y se ha ganado su reputación en solitario desde 1994.
  • Discografía: The First Question Award (1994), 69/96, Fantasma (1997), Point (2001), Sensuous (2006). Su remix CM3 (2009) es una buena introducción. Varios sellos, entre ellos Matador (hasta el 2006) y Warner.
  • Cómpralo en Amazon.com
  • Enlaces: página web oficial, MySpace.

Source: MySpace. Click!

Scott Pilgrim contra el mundo llegará a España el diez de diciembre y será seguramente el taquillazo de las navidades.  Ya es la película del verano en los Estados Unidos y en Inglaterra, y también lo es en Twitter, donde parece ser trending topic a perpetuidad. Opiniones las hay de todo tipo, divididas entre los geeks y los anti-geeks. A Simon Pegg, quien conoce cada misterio de la trilogía de La Guerra de las Galaxias, le pareció casi la mejor película de la historia:

@simonpegg To sum up then, I am so in lesbians with Scott Pilgrim vs The World.

A Bret Easton Ellis, cuya visión de la realidad no podría ser más diametralmente opuesta a la de Pegg, se le antojó un triste bodrio para niños de piso:

@breteastonellis Hated every minute of “Scott Pilgrim vs. The World” (except for about 45 seconds with Brandon Routh). Excruciating. The geeks were wrong…

No la he visto y, aunque lo del cómico inglés me parece un giro lingüístico fenomenal, me inclino por apoyar al equipo del macabro novelista norteamericano. De hecho, creo que si fuera a verla al cine sentiría vergüenza, de la propia y de la ajena, como si hubiera llegado con diez o quince años de retraso a una fiesta de cumpleaños, o como si me obligaran a presenciar el combate final de Karate Kid. Ya no está uno para esta suerte de heroísmos.

Ah, para el que no lo haya notado, o por si nos acabáis de descubrir, estrenamos plantilla. La vuelta al cole es lo que tiene. A quien le guste, que nos eche un piropo guarro, please. Y a quien no le guste, bueno, pues nada, nadie es perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s